martes, 25 de julio de 2017

Tarta de Santiago (Ferran Adrià)

Buenaas!!! 

Hoy es un día estupendísimo para compartir con tod@s vosotr@sesta receta!!!

Cuando empecé mi andadura culinaria profesionalmente, una buena amiga me hizo un regalo que para mí fue muy especial. Me regaló un libro de cocina dedicado por ella en el cual me decía que seguramente yo le iba a sacar más provecho que ella.

Pues bien, no sé cuánto lo utilizó o lo utilizaría si no me lo hubiera regalado, pero sí sé que a mí me ha ido genial!!!

Es un libro recopilando algunas de las recetas que elaboraba el equipo del restaurante El Bulli para comer en su día a día.

Pues entre muchas recetas que ya he hecho mías y que alguna vez compartiré con vosotr@s por aquí, hoy aprovecho el día de Santiago para dejaros la mejor tarta de Santiago, sin duda alguna!!!


Siempre le he tenido mucho cariño a esta tarta ya que a mis padres les gusta mucho!!! Pero yo con un bocadito tenía más que suficiente, hasta que di con esta receta!!!! Es muy muy muy adictiva!!! Aviso!

Ingredientes:
 (Para un molde de 26/28 cm) 
  • 3 Huevos
  • 150 gr. Almendra cruda triturada (harina)
  • 150 gr. Azúcar
  • 1/2 Limón (cáscara rallada)
  • Canela en polvo (pizca que ni llegue a 1 gramo)
  • Mantequilla para el molde
  • Harina de trigo para el molde 
  • Azúcar glas al gusto para decorar

Proceso:

Con la ayuda de unas varillas, montamos los huevos y el azúcar hasta que quede una cremita amarillenta.

En un bol mezclamos la harina de almendra, la canela y la ralladura de limón. Incorporamos los ingredientes secos por así decir a la cremita que hemos creado con el azúcar y los huevos.

Mezclamos todo bien con una espátula mismo y que nos quede una crema homogénea.

Engrasamos el molde con la mantequilla y espolvoreamos un hoco de harina. Le damos unos golpecitos boca abajo al molde para quitar el excedente de harina y de esta manera nos quedará ideal para hornear.

Así que vertemos la masa de la tarta y veréis que queda finita, como 1,5 cm aprox de alta. Pues es ideal!!!! Ahora con el horno precalentado a 180 grados, hornearemos la tarta a la misma temperatura y unos 17minutos. Si os ha quedado más gordita porque el molde es más pequeño el tiempo será mayor.

Pasado este tiempo y que tengamos un color doradito chulo, la dejamos enfriar para poderla decorar como tradicionalmente estamos acostumbrados, con la Cruz de Santiago.

Es tan sencillo como imprimirla al tamaño que queráis y recortar para haceros una plantilla. Yo he tirado de mis herramientas de scrap y con la Portrait (una impresora que en lugar de imprimir corta) lo he tenido muy fácil, la verdad.

Y bueno, ponemos la plantilla sobre la tarta, y con la ayuda de un tamizador o con un colador como es en mi caso ponemos azúcar glas.

Bueno, hoy os escribo muy rápido ya que se me ha hecho tarde y tengo que volver al trabajo!!!Espero que no me haya dejado ningún detalle!!!

Un besote muy grande!!! Espero que disfrutéis tanto como lo hicimos el domingo noche con nuestros amigos Jorge, Paula y Casi!!!! Me encantan las vueltas que da la vida!!!! otro día os cuento sobre ellos!!! Muuuaaakis!!!

Desi.
https://sites.google.com/site/saboreandoparisblogspotfr/tarta-de-santiago-ferran-adria

sábado, 15 de julio de 2017

Salmón con salsa de espinacas

Hola holaaaaaa!!!!

Qué tal lleváis el calorcitoooooo???? Como se presentan las vacaciones???? Como van esas ganas de cocinar?????

Os quería haber colgado esta receta unos días antes. Había planeado escribiros desde Barcelona, mientras estuviera en el hospital con mi mami (operación de prótesis de rodilla), pero la verdad es que me he pasado todos los días y dos noches a su lado, sin separarme a penas y pendiente de ella en todo momento.

Es una operación muy dolorosa, con una recuperación aún más dolorosa si cabe, y bueno, digamos que ella se lo ha pasado en nivel experto!!! Resulta que los dos primeros días para aguantar el dolor a los pacientes le ponen un gotero de morfina que va enchufado a la espalda (donde la epidural) y con un mandito tu le vas dando y te vas chutando. Según el personal sanitario, sin la morfina no se aguantaría. 

Pues mi madre lo aguantó, no por gusto, sino porque el segundo día al lavarla lo desconectaron sin querer. En fin, os podéis hacer una idea del dolor que la pobrecica ha aguantado!!! Las enfermeras no daban crédito!! Es una campeona!!

Lo malo es que no pude quedarme más con ella, y el día después de que le dieran el alta me tuve que venir a París y entrar directamente a trabajar.

Ella va bien, recuperándose, soportando el dolor, yendo a rehabilitación, y haciendo todo lo que le dicen que tiene que hacer. Y mi padre la cuida muy bien, peroa mí... la distancia pesa en muchos momentos y éste es uno de ellos.

En fin, no os quiero rallar más, aunque he de confesaros que necesitaba explicarlo...y si pudiera explicaría mil y una cosa más que ha pasado mientras estaba hospitalizada,mil y una cosa más de falta en la atención, y no me refiero a los recortes presupuestarios si no a los recortes en calidad humana que tienen muchos "profesionales". Menos mal que hay otros que no!!!! Y a esos espero que les lleguen mis mil gracias!!!!

Pero no voy a entrar en debates ahora ni nombrar todo aquello que estuvo mal, pésimo o simplemente brillaba por su ausencia...

He venido a hablar de "mi libro" digo... de mi receta!!! jajajajajja

En el trabajo suelo hacer salmón casi cada semana ya que en Francia hay muy buen producto y a los franceses les encanta!!! 

Así que siempre lo pongo con una salsa diferente o cocinado de manera diferente.

Esta salsa, a mi compi Jorge le encanta!!! Y me pidió la receta (pobre, llego con retraso a saco) y pensé que ya que se la tenía que dar a él, pues la compartía con tod@s vosotr@s!!



Como siempre que hago las fotos en el trabajo, os pido disculpas por la calidad de la foto y el emplatado, que lo hago rápido y a última hora, con mala iluminación, etc.

En fin, lo importante es que la receta es rica y espero explicarla bien para que podáis hacerla, es muy fácil, ya veréis.

Ingredientes:
(para 8-10 raciones)
  • 500 gr. Espinacas (frescas o congeladas)
  • 500 ml Nata líquida
  • 4-6 ajos (al gusto)
  • 2 Cebollas grandes o 3 medianas 
  • Pimienta molida (al gusto)
  • Sal

Proceso:

Cocemos las espinacas unos 15 minutos (o al gusto), y las dejamos escurrir en un colador. Es muy importante quitarle el máximo de agua posible, así que nos ayudamos de una rasera o algún utensilio con el que podamos hacer fuerza contra las paredes del colador.

Yo suelo dejarlas que escurran mientras hago los otros pasos de la receta, me voy acercando, aprieto, y dejo. Así varias veces

Pelamos la cebolla y los ajos y los picamos bien picaditos. La cantidad de ajo y cebolla es muy personal, así que no tengáis miedo en modificar cantidades, es una receta que se adapta muy bien a la variación de los ingredientes.

No os dejéis impresionar por la cantidad de ajos que salen en la foto, es que yo para el restaurante hago 2,5 kilos de espinacas!!! jajajajaja

Total, con la ayuda de la picadora dejamos muy picadito todo y lo pochamos. Con un buen chorro de aceite y a fuego lento vamos pochando la cebolla y el ajo. 

Mientras tanto, ponemos las espinacas en la picadora y trituramos bien hasta que se haga una pasta "suave". La incorporamos a la cebolla y el ajo ya rubitos y pochaditos.

Removemos que se mezcle todo bien y añadimos la nata líquida.

La proporción que os he puesto de espinacas y nata es para una salsa contundente, si la preferís más ligera, más líquida añadidle sin miedo la nata!!!

Continuamos con el fuego lento y removiendo, cuidado porque al ser espesa empieza a saltar y mucho!!! Ojo!!! Tapadla e id con cuidado de no quemaros.

Cuando veamos que lleva unos 10 - 15 minutos chup chup, añadimos la sal y la pimienta al gusto. Dejamos en el fuego unos 5 minutos más y ya la tenemos lista!!! Solo nos falta hacer el salmón y servir la salsa por encima, o de base en el plato, como más os guste!!! 

En mi caso,en el restaurante el salmón está hecho al papillote (os recuerdo como es esta técnica en recetas como Rollitos de ternera y Pechuga de pollo rellena), pero lo podéis hacer al hornos o a la plancha y tendrá un color más atractivo con el doradito que ésta nos aporta o incluso cocido.

Bueno, pues esta es la receta de hoy, sencilla, rica, un poco diferente quizás y con mucho juego!!!

Como siempre, espero que os guste, espero pasar por aquí antes de las vacaciones y desearos que disfrutéis mucho en la cocina y con vuestros comensales!!!!

Un besazo enorme!!!!

Nos vemos pronto!!

Desi.


https://sites.google.com/site/saboreandoparisblogspotfr/salmon-con-salsa-de-espinacas



martes, 20 de junio de 2017

Coca de San Juan de hojaldre y crema

Bonjour!!!!

Queda muy poquito para celebrar la Verbena de San Juan!!! Estáis a tiempo a preparar una tremendísima coca casera!!!

Normalmente entoooodas las panaderías y pastelerías encontramos cocas para estas fechas, de fruta, cabello de ángel, chocolate, chicharrones y un largo etc. Bueno y en los supermercados también, con ese sabor a químico que no se puede aguantar!!!

Hoy os traigo una señora Coca de San Juan hecha de hojaldre, crema pastelera y piñones. 


Seguramente que ya os lo haya dicho antes, pero me encanta la crema!!! Es cierto que la hago de muchas maneras diferentes pero siempre tengo como mi preferida ;) Vosotr@s también podéis personalizarla!!! 

En fin, no me enrollo mucho que hay que celebrar la Verbena ya mismo!!! jajajaja

Ingredientes:
(10-12 personas)

Para la crema:
  • 500 ml Leche
  • 160 gr Azúcar
  • 30 gr Azúcar avainillada
  • 6 Yemas  de huevo (guardad una clara)
  • 50 gr. Maizena
  • Corteza de 1 naranja
  • Corteza de 1 limón
  • 1 Ramita de canela
Para la coca:
  • 2 Láminas de hojaldre rectangulares (o en su defecto redondas)
  • 1 Clara de huevo
  • 25 gr Almendra molida
  • 20 gr azúcar
  • 3 cucharadas de leche
  • Piñones al gusto
Porceso:

Empezamos haciendo la crema pastelera, ya que debe enfriar para poder montar la coca tranquilamente y sin liarla!!!Tened en cuenta los tiempos para que podáis disfrutarla en su plenitud.

Procesamos de la misma manera que hacemos con la Crema Catalana (aix qué novata era yo en esa época).

Ponemos unos 400 ml de leche (aprox.) en un cazo junto a la canela, la piel de naranja y la de limón. (recordad siempre quitarle bien la parte blanca, no me voy a cansar nunca de repetirlo). Cuando arranque a hervir tapamos y dejamos infusionar unos minutos. 

A parte en el resto de leche (100 ml) diluimos la maizena.

En otro bol (grandote-mediano) ponemos el azúcar normal y el avainillado junto a las yemas de huevo y removemos bien. (No tiréis las claras de huevo que siempre se pueden hacer algo!!! ).

Una vez mezclado bien, añadimos la leche con la maizena, mezclamos y añadimos la leche que tenemos infusionando, pero pasándola previamente por un colador. Removemos bien y volvemos a meter toda la mezcla en el cazo.

A fuego lento y sin descuidarnos de ir removiendo, esperamos a que espesa, cuando arranque a hervir y esté espesita, la retiramos del fuego.

Yo la he puesto directamente en una manga pastelera, la he dejado atempera y luego a la nevera, pero también podéis verterla en un tuper, o bandeja, lo que tengáis. Yo simplemente lo he hecho de esta manera por comodidad para rellenar la coca luego, pero con una cuchara también nos apañamos.

Cuando tengamos fría la crema, un par de horas en nevera, pasamos a montar la coca.

Precalentamos el horno a 200º

En una bandeja forrada de papel de horno, ponemos la base de hojaldre, encima y sin llegar a los bordes, vamos poniendo la crema. Cuando la tengamos toda extendida, tapamos la coca con la otra hoja de hojaldre

Nota: Si como en mi caso, no tenéis hojaldre rectangular, cortáis dos trozos de las redondas y listo.


Una vez tenemos la coca "tapada" unimos las dos capas de hojaldre haciendo un borde como en el de Empanada Casera, pero sin chafar luego con el tenedor.

Ahora en un recipiente no muy grande ponemos la clara, la almendra molida, los 20 gramos de azúcar las tres cucharadas de leche (si veis que está muy espeso añadir poco a poco leche) y remover bien. 

Ahora con un pincel (capa finita) o a cucharadas (capa más gruesa como la que yo he hecho) vais extendiendo esta mezcla por encima de la coca, por los bordes también.

Ahora ponéis los piñones al gusto y podéis poner más azúcar por encima, esto ya a gustos, yo le pongo. 

Bueno pues ahora para el horno, lo dejamos a la misma temperatura que el precalentado y la tendremos unos 20-25 minutos, según el horno. De todos modos estad atent@s por si se os dora demasiado, entonces bajad la temperatura a 180º.


Cuando la tengáis bien doradita y la masa cocinada, la sacamos del horno y la dejamos que enfríe!!!Ojo por que tardará bastante. 

Y nada, una vez fría y reposada, pues solo queda disfrutar de la buena compañía, de brindar, de vivir la magia de una noche como la de la Verbena y saborear esta deliciosa Coca!!!!

Si no os gustan mucho las cocas de hojaldre recordad que aquí en el blog también tenemos Coca de crema de San Juan, y Coca de San Juan rellena de crema de cacao

En fin amoreeesss... Esta vez no he tardado tanto de una receta a la otra heheheh, la ocasión lo merece!!!

Disfrutad de la fiesta y huid siempre de los petardos!!! De todos los tipos de petardos ;) jajajajaj

Muuuaaaakis!!!

Desi.


sábado, 10 de junio de 2017

Pechuga de pollo rellena

Hoy os saludo como mujer casadaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!

Tengo muchas ganas de haceros un post con todo lo de la boda, pero he recibido varias peticiones, de amigos y seguidores, respecto a recetas nuevas, así que otro día os explico lo emotiva y divertidísima que fue la boda.

Es cierto que los días previos y los siguientes a la boda no he estado muy fina de salud, y quizás eso no me haya dejado disfrutar del todo de los preparativos y esas cosas, pero la salud me dio una tregua el mismo día de la boda y disfruté muchíiiiiisimo!!!!

Mi madre (qué va a decir si es mi madre) no para de recordarme "Desi, se te veía tan feliz, que te lo estabas pasando genial, esas miradas que os cruzabais, mira que os queréis eheheh"  Pues sí, me emocioné, me reí, disfruté.... fue espectacular.

Pero bueno, como os he dicho, voy a por lo que interesa que son las recetas jajajajajaja

He estado muy ocupada con cositas de scrap que hice para la boda, pero ahora ya "tengo tiempo" para volver a dedicarle al blog, a vosotr@s, gracias por seguir ahí.

Problemas, las fotos!!! Tengo miles de recetas y cada día cocino muchas cosas que me gustaría compartir, pero es en el trabajo y evidentemente no puedo entretenerme a hacer fotos como yo quisiera. Así que de antemano os pido disculpas por las fotos tan cutres.

Este viernes triunfaron muchísimo las pechugas rellenas de piquillo, puerro y cebolla con una salsita de queso azul. Normalmente, los compis y yo comemos de los platos que han sobrado, pues nos quedamos todos con ganas de pechuga!!! 

Mi intención era entretenerme en hacer un emplatado y decorado chulo para la presentación de la entrada, pero en la última pechuga que servimos, me acordé y aproveché para hacer esta foto rápida ya que el cliente esperaba el plato.


Como se puede ver, no había limpiado el "plato", ni terminado de decorar (con una ramita de cebollino) la pechuga, pero es lo que pude hacer. Tenía demasiadas ganas de volver por aquí y bueno, quizás no es la mejor foto pero sí es una receta triunfadora!

Así que vamos al lío!!!

Ingredientes:
(para 4 personas)
  • 4 Pechugas de pollo
  • 4 Pimientos del piquillo
  • 2 Cebollas medianas o 1 grande
  • 1 Puerro pequeño o la mitad de 1 grande
Para la salsa:
  • 25 cl Nata líquida
  • Queso azul o roquefort al gusto (90-150 gr aprox)
Nota: Necesitaremos papel de plata/aluminio para la cocción del pollo que lo haremos al papillote.

Proceso:

Lo primero que debemos hacer es el relleno. Pocharemos la cebolla y el puerro (bien limpio como os he enseñado ya en muchas recetas, por ejemplo en Crema de calabacín o Croquetas de Puerro). Podéis cortar la cebolla y el puerro en juliana o con una picadora hacer trocitos mal cortados no muy triturados. Esto ya como vosotr@s veáis. Eso sí, a fuego lento, con un buen chorro de aceite de oliva, un poquito de sal para que ayude a pocharse e ir removiendo hasta que esté con la textura que nos guste.

Una vez tenemos el relleno, vamos con las pechugas.

Las abrimos por la mitad sin cortar del todo, con cuidado y siempre con un cuchillo muy afilado que será menos peligroso que los típicos cuchillos que tenemos por casa que no utilizamos casi nunca y que no cortan nada bien. A malas en la carnicería lo podéis pedir.

Salpimentamos las pechugas, incluso si os apetece añadir algún aromático pues hacedlo!!!! Le vendrá de perlas!!!

Os aconsejo tenerlo todo preparado para empezar a montar las pechugas, es decir, tenerlas todas abiertas y salpimentadas, los pimientos del piquillo y el relleno, los trozos de papel de plata (medida aprox de 30x30 o incluso menos) y la bandeja del horno donde vamos a cocinarlas.

Así estilo cadena de montaje, si tenéis a algún pequeño/gran pinche pues mejor que mejor, más divertido será todo.

Vamos al lío, extendemos la pechuga, abrimos por un lado el piquillo y lo ponemos en un extremo de la pechuga, ponemos la cebolla y el puerro pochadito y hacemos un rulo, con mucho cariño.

Lo ponemos en el medio de uno de los trozos de papel de aluminio, juntamos dos extremos (los horizontales) y hacemos una doblez,y otra, y otra... hasta llegar a la pechuga. Ahora los extremos verticales los rulamos para el interior, hasta topar con la pechuga. De esta manera hacemos un paquetito totalmente cerrado para poder cocinar con la técnica del papillote. 

Los paquetes los podéis hacer de la manera que queráis, yo utilizo esta para que la pechuga quede bien "atrapada" y no se salga el relleno.

Una vez tenemos todas las pechugas envueltas, las ponemos en la bandeja y al horno a 250 grados unos 15 minutos si son pequeñas, 20 minutos si son medianas y 25/30 si son grandes. Será suficiente tener el horno precalentado a la misma temperatura durante todo el tiempo que hemos dedicado a rellenar y envolver las pechugas.

Cuando ya las tenemos cocinadas, mucho cuidado al sacarlas del papel puesto que el vapor que hay en el interior puede quemaros!!! Si no os gusta el color siempre le podéis dar un toque de plancha antes de servirlas, en mi caso, como las sirvo con una salsita por encima, no me importa que no tengan color, pero esto ya va al gusto.

Pues bien, las pechugas ya están listas, solo tocaría la presentación, en el restaurante las servimos con unos cortes en diagonal un poquito separados y superpuestos unos de otros y la salsa (en este caso de queso azul) por encima con una ramita de cebollino.

Para la salsa de queso azul, basta con poner la nata y el queso en un cazo e ir removiendo hasta que espese. Las cantidades son muy a ojo, al gusto de cada uno, si os gusta más flojita procurad que haya más nata que queso mientras que si os gusta más fuerte pues lo contrario, más queso que nata. Sea como fuere, cocinad los ingredientes hasta que espese la salsa.

Bueno, pues esto es todo!!! Es una receta fácil pero entretenida. Las pechugas y los rellenos dan mucho juego!!! Y esta es una muy sencillita, ligera, con su toque español pero sin dejar de lado Francia, en fin, qué os voy a decir???? Que la probéis y me contéis qué os ha parecido!!!!

No vale criticar la foto de la portada ;) jajajajajjaja

Un besazo enormeeee!!!!

Tenía muchas ganas de volver por aquí... y creedme que tengo muchas recetas que en breve compartiré!!! Eso sí, quizás igual de mal presentadas que esta jajajaja

Sed felices!!!!

Desi.


lunes, 3 de abril de 2017

Tarta de queso y Naranja

Buenaaaaaaaaassssssss!!!!

Ya hacía mucho que no me pasaba por aquí, y no por falta de recetas, o por falta de cocina si no, como siempre, por falta de fotos y tiempo.

De por sí mi trabajo me deja poco tiempo libre, o menos del que me gustaría, esto supongo que somos muchos los que compartimos esta sensación. Es cierto que ahora me quejo menos, tengo dos días seguidos de descanso, cosa que se agradece, pero con la boda, casi todo el tiempo libre que tengo lo dedico a ello.

No os hagáis la idea errónea de que soy una novia obsesionada con el control de todo, porque no lo es. Si me casara en el lugar en el que vivo, quizás sí lo fuera, pero me caso en Barcelona y lo "organizo" desde París.

Algunas novias hubieran acabado histéricas, y las entiendo, yo tengo la suerte de contar con muchiiiiisimas gente estupenda que se presta a todo pero sobretodo con los primos de Jordi y mis padres que nos hacen todo aquello que necesitamos, incluso lo que no necesitamos también lo hacen!! 

Por descontado del lugar y el equipo humano que hay detrás del sitio donde haremos todo, Espai Can Pagés, es genial, y ellos son espectaculares, se ocupan de todo!!!!

Una vez arreglado el tema de "cómo transportar el vestido de novia de París a Barcelona" lo veo todo rodado!!!

Quiero compartir con tod@s un regalazo muy sentimental que me ha hecho mi madre, me ha arreglado su camisón y su bata de cuando hace 37 años mis padres se casaron. A priori es un detalle bonito, pero es que para mí va más allá!!! De pequeña, removía sus cajones y me lo ponía para sentirme una princesa. Siempre me ha encantado, es súper bonito!!!!  Y cuando ya ni me acordaba de él, mi madre me sorprende diciendo que me lo regala!!! Toma yaaaa!!! Qué os parece???? Genial cuanto menos, no???

Me quedan muchos pequeños detalles en los que trabajo a diario y por eso no he podido pasarme por aquí antes, pero lo importante lo tenemos todo atado!!!

Así que para celebrarlo os traigo una estupendísima tarta que en el restaurante es todo un éxito. Tarta de queso y naranja:



Lo bueno que tiene esta tarta es que no necesitas horno, que la puedes hacer de cualquier sabor que se te ocurra y que gusta a grandes y pequeños.

Es súper agradecida.

Así que como unos amigos me pidieron la receta, mejor la cuelgo y la comparto con tod@s!!!

Ingredientes:
(para moldes de 22 a 28 cm)

Para la base:
  •  250 gr. Speculoos o galletas al gusto.
  • 100 gr. Mantequilla
Para la tarta:
  • 230 gr. Queso crema (tipo Philadelphia)
  • 250 ml Nata líquida
  • 400 gr. Leche condensada
  • 60 ml Agua
  • 10 gr. Gelatina en polvo (sin sabor)
  • 1 Naranja (230 gr. culis del sabor al gusto)

Proceso:

 A la hora de hacer esta tarta os aconsejo cualquier molde que tengáis en casa que sea desmontable. 

Da igual la forma pero que sea desmontable ya que a la hora de servirla si es un molde tradicional os será muy complicado y quizás no tengáis un buen resultado estético.

Con nuestro molde elegido, vamos a por la base, para ello fundimos la mantequilla y la juntamos con las galletas trituradas o machacadas, como prefiráis. Lo mezclamos bien y lo estiramos sobre la base del molde poco a poco y consiguiendo que se haga una capa lisa y firme. Enfriamos en la nevera o en el congelador mientras hacemos la crema.

Necesitaremos haber enfriado previamente la nata líquida tal y como aconseja el fabricante en el envase ya que necesitamos montarla.

Vertemos la nata líquida en un bol y con las varillas montamos a punto de nieve, ese punto en el que las varillas dejan marca en la nata y hacen una especie de dibujos.

En ese momento ya puedes parar de montar, si te pasas puede que se te llegue a cortar y se te haga mantequilla.

Cuando la tengamos montada la metemos en la nevera o en el congelador mientras continuamos con la receta.

Ahora es el turno del queso crema, la leche condensada, la ralladura de nuestra naranja y su zumo, mezclaremos bien, con las varillas mismo.En el caso de que queráis hacerla de otro sabor, en lugar de la ralladura y el zumo, podéis poner culí de fresa, de fruta de la pasión, frutos rojos, o utilizar lima, limones, lo que vuestra intuición os diga!!!!
 
Por otra parte en un recipiente pequeño apto para microondas o en un vaso, pondremos el agua y la gelatina en polvo, removemos un poquitín y al micro unos 30 segundos a tope de potencia. Lo sacamos volvemos a mezclar un poco y se lo añadimos a la mezcla que acabábamos de hacer.

Una vez está todo bien mezclado añadimos la nata montada que teníamos reservada y con cariño lo mezclamos todo que quede bien homogéneo.  

Cuando tengamos todos los ingredientes bien mezclados, recuperamos el molde y vertemos la mezcla.

Ahora un poco de paciencia y la que gelatina y el frío hagan su trabajo ya que como habéis comprobado la mezcla es muy líquida. Tras unas dos horas como mínimo en la nevera la tarta ya estará lista!!!!

En las fotos habréis visto que le pongo al rededor del molde un papel de cocina, esto no es necesario, pero yo lo pongo en el trabajo porque el molde empieza a ser viejito y no quiero que haya la mínima posibilidad de que se pueda oxidar el molde y contaminar la tarta o cualquier cosa que prepare en él. 

Si vuestro molde está en plenas facultades pues lo podéis hacer directamente que no pasa nada!! os quedará como en la foto de portada (tarta hecha en casa con mi molde).

Y bueno, aclarado esto, creo que no tengo mucho más que deciros!!! Menos mal, heheheheh!!??? jajajajajjaja

En fin, siempre se me hace muy corto compartir este ratito con vosotr@s !!! Me recargáis las pilas y me llenáis de ilusión cuando me llegan vuestros mensajes de recetas que hacéis o diciéndome que me seguís, etc!!! Sois los culpables de esto ;)

Muchas gracias a tod@s, y como siempre... espero que seáis felices y disfrutéis de la cocina y de la vidaaaa!!!!

Un besazo enorme!!!!

Desi.